Sucedió de repente…

Sucedió de repente que me observaste y no sólamente me viste..

Así como sucede cuando estás inmerso en una rutina, que pasas todos los días por los mismos lugares pero no te fijas en las lindas flores del jardín.

Así como luego de ver tantas caras parecidas, aparece una que llama la atención; por ser especial, más no bonita.

Así fué como de improvisto quisiste meterme en tu vida pero sin dejar atrás lo que tenías. 

No entendías que para que entrara tenías que dejarlo en el pasado.

Para cargar con algo más, tienes que vaciar alguna parte de tu valija.

Me contaste tus penas, cada día éramos más cercanos; tus abrazos…

No te entendía, aún así tenía que respetar lo que yo sí sabía que quería o al que quería.

Fué así como me alejé, aunque no totalmente,  sino progresivamente; me costó no verte, no pensarte…

Seguiste insistiendo, pero no dejabas en el olvido aquello que quisiste. No había salida.

Por fin, te rendiste; te diste cuenta, tal y cómo te dije, que no podía entrar en tu vida sin que dejarás eso que querías. Ni tú en la mía, sin que dejara lo mío, mis pesadas cargas…

Y así, sucedió de repente, así como empezó, así de sorpresa.. desapareciste, desaparecí y desaparecimos. Cobardes, aferrados al presente; por no dejar algo atrás, no logramos pensar en el futuro..

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s